Por una comunicación alternativa y solidaria, se autoriza la reproducción de las notas que aquí se publican citando la fuente completa y comunicando al editor/es; responsable/es, en tanto no se altere el contenido.

PV 219: De ayer de hoy… El golfo pérsico, y una guerra de nunca acabar.


La nota; “Misterios de un conflicto todavía incom-prensible” de la revista La Nación de Marzo de 1992 firmada por Carlos Reymundo Roberts reza en su tercer párrafo: “…después de ríos de tinta, de mil y una explicaciones, los analistas no se ponen de acuerdo, por ejemplo, sobre las reales motivaciones que llevaron a Saddam Hussein a poner a su pie de acero en Kuwait en nombre de Alá…”
Si hiciéramos algunos cambios podríamos decir lo mismo pero serian otros actores. Ríos de tintas se han escrito para justificar el accionar bélico que sufre Irak en manos de una coalición encabezada por Estados Unidos.
No ha existido condena internacional, es más, se justificó a diestra y siniestra el ataque desmedido sobre una población con grandes carencias. Esta nueva incursión en el golfo pérsico ha cometidos errores que son horrores, han atacado escuelas y hospitales de niños.
La invasión por parte de Irak sobre Kuwait provocó una reacción inmediata de la comunidad internacional que llevó a condenar económicamente al entonces gobierno de Hussein, provocando la muerte de 80.000 niños por falta de alimentos y medicamentos básicos. Esto quiere decir que se sancionó al país agresor.
Desde marzo de 2003, que comenzó otra nueva invasión de Irak, hasta dos años después (marzo de 2005) habían muerto ya más de 30.000 civiles, sin contar el número de soldados y/o combatientes. A esto se suma la gran abundancia de escasez que existe en un país en ruinas y arruinado.
Hoy la coalición internacional ha quedado desbaratada, pero el incremento de victimas fatales sigue en aumento, hoy la destrucción de un país ha cobrado la existencia de más de medio millón de personas; ese país ve a un grupo de soldados ser el brazo armado de un conjunto de políticos especializados en robar las riquezas de un país empobrecido.
Como ya dijimos previamente la comunidad internacional ha aplaudido la incursión bélica en Irak; este país que, parece anclado en el tiempo, resulta ser un bocado muy tentador para un hambriento.

Palacio Alejandro Juan José.
rusoconcordience@hotmail.com

PD: “…morir queriendo ser libre…”

Publicado por Panza Verde Nº 219. Agosto de 2010

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada